¿Cómo obtener los nutrientes necesarios en nuestra alimentación diaria?

¿Cómo obtener los nutrientes necesarios en nuestra alimentación diaria?

Alimentarse es una acción que nuestro cuerpo tiene clara, pero nutrirse es un acto consciente de crear hábitos para nuestra salud y bienestar.

Menopausia y Andropausia, una etapa de la vida que debe dar gusto

Menopausia y Andropausia, una etapa de la vida que debe dar gusto

Si bien causa temor y curiosidad esta etapa de cambios hormonales en hombres y mujeres, no hay nada que temer, pues se puede llevar de buena forma a través de sencillos hábitos.

¿Por qué el ejercicio de fuerza previene la osteoporosis?

¿Por qué el ejercicio de fuerza previene la osteoporosis?

La osteoporosis es una enfermedad crónica que aumenta la fragilidad y el riesgo de lesiones por caídas pues disminuye de manera importante la masa ósea y la composición de los huesos.

Los aeróbicos, un arma efectiva para combatir la obesidad

Los aeróbicos, un arma efectiva para combatir la obesidad

Expertos de Bodytech resaltan que el ejercicio cardiovascular es indispensable en el tratamiento de esta patología, pero se debe contar con un plan de entrenamiento especializado para evitar lesiones.

Grupo BODYTECH presente en el Fin de Semana Mundial del Bienestar

Grupo BODYTECH presente en el Fin de Semana Mundial del Bienestar

Con la apertura de todos sus gimnasios a nivel regional, BODYTECH participará en la iniciativa que se llevará a cabo del 16 al 18 de septiembre.

Trastornos alimentarios

Trastornos alimentarios

Los trastornos de la conducta alimentaria, son un conjunto de enfermedades complejas que pueden poner en riesgo la vida de las personas que las sufren. Aprende aquí todo lo que debes saber sobre estas.

Salud

¡a movernos más! la inactividad física perjudica nuestro organismo

Toda persona que sea físicamente poco activa, que permanezca sentada la mayor parte de su tiempo y cuyas actividades diarias involucren muy poca manifestación fuerza se encuentra ya en riesgo.

En la actualidad, los cambios y las condiciones medioambientales en las que vivimos nos motivan a ser físicamente menos activos desde muy jóvenes, lo que es considerado un problema de salud, porque puede desencadenar distintos problemas de salud como el aumento de peso corporal y complicaciones cardiometabólicas.

De esta manera, hablar de la inactividad física nos somete a un cambio radical que podría complicar nuestro organismo, esto significa que entramos en un proceso de disminución en la capacidad funcional de las células musculares y con ello nos referimos tanto a la capacidad de utilización de energía como a la producción de fuerza de las mismas.

Por lo tanto, el desuso de las células musculares destinadas a soportar tensiones permanentes y resistir la fatiga, disminuyen su eficacia para extraer energía a partir de nuestras reservas de grasa corporal (lo que comúnmente se conoce como “quema de grasa”).

Por otro lado, este mismo desuso ocasiona la atrofia o disminución de otra familia de células musculares, que son las encargadas de manifestar mayores niveles de fuerza, de hecho son estas células las que más rápido disminuyen ante la inactividad física. Esta condición, se evidencia no solo en reducción de la fuerza, sino también en menor captación de glucosa, lo que puede derivar en elevaciones de estos niveles en sangre.

A la vez, el depósito de la grasa en la zona visceral e intramuscular se relaciona con la insuficiencia de importantes hormonas claves en el metabolismo como lo es la insulina, lo que se ha denominado resistencia a la insulina, condición que hoy en día es considerada como la piedra angular para el desarrollo de los desórdenes cardiometabólicos.

Por esta razón, toda persona que sea físicamente poco activa, que permanezca sentada la mayor parte de su tiempo y cuyas actividades diarias involucren muy poca manifestación fuerza se encuentra ya en riesgo, tanto como aquellas que no logran controlar la cantidad de energía que ingieren con su dieta.

Es necesario, por tanto, que todas estas personas se mantengan monitoreando sus niveles de glucosa y lípidos en sangre por lo menos dos veces al año. Finalmente podemos decir que es momento de cambiar nuestros hábitos de vida diaria, pues es recomendable movernos más y que la flojera se disipe, ya que el estilo de una vida saludable solo depende de nosotros.

Comentarios (0)

Escribe un comentario
Descubre cuánto ejercicio debes realizar según tu edad

Descubre cuánto ejercicio debes realizar según tu edad

De acuerdo con tu edad la Organización Mundial de la Salud recomienda diferentes actividades y ejercicio diario. La intensidad, el tiempo de cada sesión y la frecuencia son muy importantes a la hora de mantenernos activos y saludables.

Scroll para ver la siguiente noticia