Aumentar masa muscular es igual a mejorar tu salud

Aumentar masa muscular es igual a mejorar tu salud

Tener mayor cantidad de masa muscular no se trata solo de verse más fuerte y grande, también se trata de salud y calidad de vida a medida que pasan los años.

Sushi, un plato exquisito y además saludable

Sushi, un plato exquisito y además saludable

Es que no solo su sabor es inigualable, su preparación es sencilla y nutritiva. Un plato para todo paladar y listo para incluir en la dieta.

Rutina para pectorales de acero

Rutina para pectorales de acero

En el mes de los padres, una rutina para fortalecer los pectorales y continuar siendo el héroe de casa

Beneficios para la salud física y mental de practicar yoga

Beneficios para la salud física y mental de practicar yoga

BODYTECH te comparte las ventajas de practicar esta disciplina de forma regular para lograr bienestar general.

¿Por qué el ejercicio de fuerza previene la osteoporosis?

¿Por qué el ejercicio de fuerza previene la osteoporosis?

La osteoporosis es una enfermedad crónica que aumenta la fragilidad y el riesgo de lesiones por caídas pues disminuye de manera importante la masa ósea y la composición de los huesos.

Lo que le gusta a los centennials en el gym

Lo que le gusta a los centennials en el gym

El entrenamiento de fuerza y el entrenamiento personalizado son las tendencias que están tomando fuerza entre los jóvenes.

Nutrición

Alimentos poderosos para tu salud mental

Nuestra salud mental también se puede ver beneficiada o afectada por nuestros hábitos alimenticios.

Por: Soraya Munar

Todos los alimentos son poderosos sobre todo si se comen en su estado natural y sin muchos procesos, claro que cuando hablamos de salud mental hay algunos que se roban el protagonismo. ¿Quieres saber cuáles son y cómo consumirlos? Aquí te lo contamos.

Unos te pueden gustar más que otros… busca la manera de integrarlos en tu alimentación y obtén todos sus beneficios para que tengas una salud mental óptima y prevengas enfermedades degenerativas.

  1. Brócoli. Pequeño en tamaño pero potente en sabor y en nutrientes. Este vegetal se caracteriza por tener un alto contenido de vitamina K que ayuda en la producción de esfingolípidos que son parte estructural de las neuronas.

    Si observas bien este alimento tiene un cierto parecido con el cerebro. Seguro que es por eso que ayuda también a potenciar la memoria y el funcionamiento cognitivo. Una buena opción para comerlo es en ensaladas o salteado al wok como acompañamiento.

  2. Pescados de aguas profundas. Gracias a su contenido de ácidos grasos y omega 3, los pescados ayudan a la estructura de las neuronas y promueven un buen desarrollo cognitivo.

    Las formas de prepararlos son variadas, puedes optar por un pescado a la parrilla, al vapor o en un tartar o en un ceviche bien fresco. Te aconsejamos consumirlos antes de un examen o una presentación importante. Evita las preparaciones fritas y acompañalos siempre de una buena porción de ensalada.

  3. Cafeína. Este compuesto tiene múltiples beneficios especialmente relacionados con el sistema nervioso central. Una taza de café por ejemplo te puede ayudar a sentirte más despierto y enérgico durante el día.

    Para obtener estos beneficios consume café de buena calidad, evita endulzarlo con azúcar o ponerle leche, cremas o licor. Lo puro siempre es mejor, sobre todo si se trata de cuidar tu salud mental. Eso sí no te pases en la dosis, puedes tomar entre dos y tres tazas de café al día ya que el consumo excesivo puede inhibir la absorción de calcio en los huesos.

  4. Té verde. Puede que su sabor te resulte amargo pero sus beneficios son muy dulces. Tiene polifenoles y antioxidantes con probados beneficios para el cerebro y el corazón. Mejora la memoría y te da energía para tus funciones diarias.

    Lo ideal es tomarlo dos o tres veces al día como en el caso del café. Al despertar, después del almuerzo y antes de las 6:00 p.m. Después de esta hora prefiere bebidas más relajantes como el cidrón, la manzanilla o la lavanda.
  5. Arándanos. El color rojo tiene el poder de energizarte, de ponerte alerta y esto también sucede en la naturaleza. Los frutos rojos como las moras, las fresas, las frambuesas y especialmente los arándanos son los aliados que no te pueden faltar si quieres tener una mente brillante.

    Tienen antioxidantes tan potentes que son casi unos super héroes cuando se trata de preservar las principales funciones cognitivas como la atención, la memoria, el lenguaje y la coordinación.

    Las opciones para prepararlos son tantas que no te cansarás: Puedes agregarlos como toppings en unos pancakes de avena y banano o en ensaladas, comerlos directamente como snack o preparar deliciosos batidos con proteína.

    Un tip para que te duren más es congelarlos. Así los tendrás frescos y disponibles para todas tus preparaciones.

  6. Nueces. Estos frutos secos son un maravilloso universo lleno de sabor, grasas buenas y potenciadores que ayudan a mantener la salud de tu corazón y del cerebro. Un puñado de almendras por ejemplo tiene gran cantidad de omega 3 que facilita los procesos de memoria, favorece el aprendizaje y aumenta la sensación de alegría y bienestar pues ayuda a la producción de serotonina.

    La opción más práctica para su consumo es directamente sin ningún tipo de proceso. Ideal para esos momentos en los que la sensación de hambre se apodera de ti. Con solo 10 almendras tendrás suficiente para saciarte de manera saludable. También puedes incluirlas en tus preparaciones. ¿Qué tal un arroz con laminas de almendras tostadas?
  7. Cacao. Es un fruto tan potente que significa alimento de los dioses y es que los nativos de Mesoamérica ya lo utilizaban en sus rituales y ceremonias como una bebida para proveer sanación y conectar con la naturaleza.

    Ahora tú lo puedes comer directamente en pastillas, bebidas calientes o agregarlo en polvo a tus batidos favoritos. Para mayor beneficio prefiere las concentraciones superiores al 80% sin azúcares añadidos. De esta manera sus flavonoides actuarán mejorando tu desempeño cognitivo y disminuyendo el riesgo de demencia.

  8. Semillas de calabaza. Gracias a su contenido de polifenoles, zinc, magnesio y carotenoides mejora las funciones del cerebro relacionadas con el sueño, la relajación, la memoria y la regeneración celular.

    Nada mal para ser unas semillas ¿no?. Puedes consumirlas en ensaladas, solas como snacks o agregarlas a tus cremas o sopas.

  9. Huevo. Este parece ser el rey de los alimentos y es que lo tiene todo: es bueno, bonito y lleno de nutrientes. El relacionado con el desarrollo saludable del cerebro es la colina, un componente que las personas deben consumir a diario en todas las etapas de la vida, en dosis que van desde los 400 mg hasta los 550 mg.

    ¿Y sabes cuánta colina hay en un huevo? Alrededor de 140 mg así que no le tengas miedo a este alimento e inclúyelo en tu plan diario de comidas. Las preparaciones son tan variadas que podríamos escribir todo un libro… Nosotros te recomendamos comerlo cocido, frito en agua, en omelette con verduras o como parte de tus ensaladas.

  10. Cúrcuma. Este tubérculo estimula el desarrollo neuronal y existen variedad de estudios que vinculan su poder antioxidante y antiinflamatorio en el tratamiento de pacientes con Alzheimer y Parkinson así como en la prevención de este tipo de enfermedades.

    Si tienes un examen o una reunión importante asegúrate de comerla, usarla en bebidas o como condimento de tus preparaciones pues aumenta tu capacidad de atención y concentración.

Ya tienes mucha más información para mejorar tu salud mental y prevenir enfermedades degenerativas. Si quieres un plan completo de alimentación no dudes en adquirir el servicio de coach de nutrición.

Comentarios (0)

Escribe un comentario
Quinua: el grano dorado de Los Andes

Quinua: el grano dorado de Los Andes

Ya sea hervida, hecha pasta, inflada, en galletas, cereales y hasta recubierta de chocolate. Pero ¿de dónde viene este grano milenario y cuáles son sus beneficios?

Cuatro frutas que te ayudan a combatir los virus

Cuatro frutas que te ayudan a combatir los virus

Siempre se ha dicho que eres lo que comes y en esta época esta frase cobra más sentido pues nos pone a reflexionar sobre el verdadero valor que tienen los alimentos cuando de cuidarnos y prevenir enfermedades se trata.

Scroll para ver la siguiente noticia